Sobre el iPad

Mucho se ha escrito ya sobre el nuevo artilugio de Apple, el iPad. Según a quién le preguntéis, la respuesta será que es un inventazo o que no vale para nada.

Partiendo de la base de que pienso que el iPad no es un ordenador, os diré que yo me situo entre las dos respuestas radicales: lo veo útil, pero ni es la caña ni hará que la gente deje de tener ordenadores portátiles. Lo veo más bien como un dispositivo entre un móvil y un ordenador, o un iPhone grande si queréis. Os permite hacer lo que en el iPhone ya podéis hacer (navegar, leer/escribir correo electrónico, usar Twitter, etc.) pero con una pantalla más grande y sin tener que estar con el portátil por toda la casa.

Y claro, esto nos lleva a la pregunta de: ¿y por qué no usar entonces el ordenador portátil? Cada vez son más ligeros, tienen más autonomía y son más potentes que el iPad, ¿no? Y a esta pregunta, amigos míos, me parece que, en mi caso, ya hay respuesta: el ordenador portátil, en casa, no es un ordenador portátil. Es un sobremesa que te puedes llevar cuando te vas de viaje, o a casa de unos amigos, pero que cuando estás en casa dejas siempre encima de la mesa. ¿El motivo? Cada vez tenemos más accesorios conectados al portátil, que si uno o varios discos duros externos, ratón, segundo monitor, y un largo etcétera. Esto, unido o motivado, según se mire, a que los portátiles cada vez son más potentes (como un sobremesa o más), hace que lo tratemos más como un sobremesa portátil y, por tanto, lo dejemos quietecito en casa.

De ahí que piense que, un iPad, para estar en el sofá leyendo feeds, navegando, twitteando o chateando con un IM, sea un buen invento. Echad un ojo a la foto debajo:

¿Qué pensáis?

9 ideas sobre “Sobre el iPad”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: