Al final el iPhone cayó

Pues al final he sucumbido al iPhone. Después de luchar futilmente, tengo un iPhone libre, conseguido a través de Ebay.
De momento, esto es lo bueno:
– La usabilidad es tremenda, mil veces mejor que Windows Mobile.
– La App Store le da aún más vida, con muchas aplicaciones, algunas gratis y otras a precios casi simbólicos, aunque hay otras muy caras.
– Es muy rápido.

Lo malo:
– La batería, mala de narices, durando menos que la de la Diamond, y eso que pensaba que esa posibilidad era difícil que ocuriera. Pues ocurre.
– El teclado, que aunque mejor que el de WM, no es comparable a un teclado físico. El que dice que es mejor, lo siento pero no estoy de acuerdo. Imagino que con el tiempo le cogeré el tranquillo, pero dudo que vaya a escribir un email largo. Por cierto, que esta entrada está escrita con el iPhone.

En fin, sucumbí al marketing de Apple.

6 ideas sobre “Al final el iPhone cayó”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: