Sobre ética y gente poco inteligente

Actualización: Al final todo acaba bien, pero no sin insistirle un poco.

Inicialmente estos dos conceptos quizás no tengan mucho que ver, pero después de leer este post quedará claro. Pero antes, un poco de historia.

Tengo la suerte, o desgracia creo yo, de que cuando salió el servicio de Apple llamado MobileMe, pude hacerme con una cuenta de correo muy común: mi nombre de pila. Y desde entonces, no he parado de tener problemas:

  • Gente que usa mi cuenta para suscribirse a listas de correo.
  • Gente que intenta resetear el password cada dos por tres, y que al final me bloquean el acceso a la cuenta.
  • Gente que usa mi cuenta como cuenta de backup para que, llegado el momento, puedan acceder a su cuenta principal usando la que pusieron de backup, es decir, la mía.

Como véis, hay mucha gente poco inteligente, porque vamos a ver, ¡¡¡en qué mente cabe poner como cuenta de backup una cuenta que no es tuya!!! ¡Entregas en bandeja tus datos! ¡Melón! Y eso es justo lo que hoy me ha vuelto a pasar, sólo que esta vez tengo algo más de tiempo libre y me he dedicado a trastear. Al final, puedo acceder a su calendario, a su agenda de contactos, hasta usar la utilidad de Find My iPhone para saber dónde está y, si quisiera, borrar los datos del terminal. Lo mismo con su MacBook Pro, que al parecer está apagado.

Sinceramente, Apple tiene que mejorar un poco la seguridad de Find My iPhone. Vale que en este caso la culpa principal recae en el usuario, que ha cometido un error imperdonable. Pero aún así.

Y ahora entramos en la ética, o en la moralidad. ¿Qué hago? Le fastidio el día y probablemente toda la semana para que aprenda a tener cuidado? ¿Le mando un mail diciéndole que tenga cuidado y que ha tenido suerte de no caer en manos de un desalmado y que le pase lo que a Mat Honan? ¿No hago nada y dejo que ya él solito se de cuenta de la cagada? En ese caso, cuando quiera entrar en su cuenta principal, de nuevo no podrá y de nuevo tendrá que resetearla y de nuevo me llegará a mí el mail.

En fin, pensaré que hacer, pero ya os adelanto que no le haré el gran estropicio. Aunque ganas no me faltan, que seguro que así aprende.

Os dejo algunos pantallazos para que veáis.

9 ideas sobre “Sobre ética y gente poco inteligente”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: