Cables

Hace unas semanas terminé de leer un libro sobre Nikola Tesla, un ingeniero que inventó, entre otras cosas, la corriente alterna, la radio, la transmisión de datos sin cables, y un largo etcétera. Muy recomendable su lectora, ya que nos hace ver cómo empezaba a funcionar el mundo moderno: si no da dinero, no interesa. De hecho esto vino de un colega suyo, Edison, al que el libro no deja en muy buena posición, sobre todo cuando se cuenta la «guerra» que hubo entre ellos dos por la corriente continua (Edison) y la corriente alterna (Tesla). El libro se titula: Tesla, Man out of time. Escrito por Margaret Cheney. Link a Amazon.

El caso es que cada vez me acuerdo más de Tesla. Todo porque, si no hubiese sido por un incendio en su laboratorio que dejó reducido a cenizas todos sus estudios, quizás hoy podríamos tener electricidad sin cables. Sí, sin cables. Es decir, que toda esta maraña de cables que veis al inicio del post, podría reducirse a nada. Vale que algunos son de datos o de video, pero la mayoría son eléctricos, con transformadores de corriente alterna a corriente continua.

Quizás algún día nuestros hijos puedan ver, o mejor dicho, dejen de ver cables por doquier y sea más sencillo colocar tanto aparato. Así quizás dejemos de oír a nuestras mujeres con la pregunta de siempre: ¿de verdad son necesarios tantos cables? 🙂 Mientras esperamos, queda colocarlos de cuando en cuando. Así han quedado:

Vale, aún queda mucho por hacer. Igual poniendo una tabla para taparlo 🙂

¡Saludos!

 

Una idea sobre “Cables”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: