Pues el iPhonegate se aclara

Apple reconoce que la manera de guardar las localizaciones (de antenas, dicen) y de almacenar tanto histórico es un fallo que solventarán en una actualización. También dicen que no se guardan posiciones GPS, si no antenas. Y que lo que se guarda es una parte de la información generada (el fichero sería enorme en caso contrario). Dicen que actualizarán iOS para que sólo guarde 7 días y que dicho fichero no pase a la copia de seguridad. Visto todo aquí. ¿Se zanja así el asunto? Veremos… * *

A %d blogueros les gusta esto: