Libros electrónicos por menos de 150 Euros: ¿y luego qué?

Es agradable ver como, después de un tiempo, la competencia que hay en el sector de los libros electrónicos (los terminales, no la edición digital de un libro), hace que el precio baje. Algunos apuntan a que se debe al iPad, que al ofrecer la posibilidad de leer libros electrónicos (y a todo color), hace que Amazon con su Kindle o Barnes&Noble con su Nook tengan que ofrecer precios más competitivos.

Todo esto está muy bien, y creo que es la línea a seguir, pero me da miedo que pase como suele pasar siempre: que en lugar de seguir bajando precios se concentren en sacar terminales con más funciones (multimedia, internet, correo, …) sin reducir el precio. Lo veo como lo que hacen con la ADSL en España: en lugar de bajar precio y mantener velocidad, suben velocidad y mantienen precio. Mantener misma cantidad de ingresos brutos.

Esto es un error, creo yo, porque hay gente que quiere que un lector de libros electrónicos sea eso, un lector de libros electrónicos. No quieren ni internet, ni poder Twittear, ni poder leer correo electrónico (no digo ya escribir), ni nada. Sólo quieren poder leer en el metro de camino al trabajo, en los tiempos muertos durante la comida, o en el campo bajo la sombra de un árbol (como el logo de Kindle).

Espero que Amazon o Barnes&Noble no traten de meterse en el mundo iPad. Les saldrá mal (luchar contra Apple en usabilidad es harto difícil) y creo que dejarían de lado un mercado que ya tienen ganado.

Una idea sobre “Libros electrónicos por menos de 150 Euros: ¿y luego qué?”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: