Vender tu D.N.I.

Bueno, quizás no sea comparable, pero es algo parecido. Carlos Mantero ha puesto a la venta parte de su identidad digital: su cuenta de Twitter (@mantero). A primera vista, el hecho sorprende. Pero luego se ves la página de la subasta en Ebay, te asaltan un par de preguntas:

  • ¿Por qué? Él dice que siguiendo el ejemplo de Andrew Baron, creador de Rocketboom, ha decidido poner a la venta su identidad en Twitter para “empezar una nueva vida en el mundo del microblogging de Twitter”. Esto choca un poco porque dice que “[Twitter] me ha permitido conocer a infinidad de gente interesante y sobretodo, hacer amigos de por vida”. Pero aún me sorprende más el hecho de que en un twiteo reciente, dice esto: “¿En serio piensas que estaría sin Twitter? No por favor, sólo por la gente con la que charlo por aquí, ya no se podría vender :)”. Entonces, más aún, ¿por qué lo vendes?
  • ¿Tiene condiciones? Claro que las tiene. La primera, que creo que entonces es la que más desvirtua todo, es que vende su cuenta con sus seguidores, pero el ganador de la puja se compromete a cambiar el nombre. El nombre @mantero no está en venta, lo que está en venta es una cuenta de Twitter con X seguidores.

Bien, creo que tanto en la primera pregunta como en la segunda, hay ciertas incongruencias: si dice que quiere empezar una vida nueva en el mundo del microblogging, lo lógico sería empezar con otro nombre. Lo que pasa es que entiendo que quiera evitar que nadie use su nombre.

Todo esto plantea lo siguiente: ¿qué está vendiendo? ¿Su cuenta de Twitter? No. Está vendiendo sus seguidores, o mejor dicho, está vendiendo una cuenta que ya tiene seguidores, pero que los tiene por que le siguen a él, y, lógicamente, muchos de los seguidores que tiene actualmente dejarán de serlo en cuanto el nuevo dueño aparezca. Esto creo que es un engaño, primero para sus seguidores, y después para el que compre la cuenta, que notará como rápidamente el número de followers desciende. Estoy seguro que muchos de sus seguidores le seguirán con la cuenta nueva, o con la misma, ya que no creo que cambie de nombre, lo que hace que aparezca otra incongruencia: quiere empezar una nueva vida en el mundo del microblogging, luego ¿qué mejor manera de hacerlo que cambiando de nombre? ¿Qué es lo que hace la gente que empieza una nueva vida? Cambiar de nombre y de ciudad (al menos en EE.UU.).

Sinceramente, yo lo que creo es que quiere empezar de nuevo, como dice él mismo, “después de la venta, volveré a intentar seguir a cada uno de los que en un principio han dicho algo interesante y he mantenido contacto con ellos”. Es decir, creará de nuevo la cuenta @mantero y añadirá a los que de verdad quiera tener, porque como a muchos nos ha pasado, hemos ido añadiendo a lo loco y realmente al final, sólo puedes seguir a unos pocos, y no a 380 ó más. Eso mismo lo hice yo, reduciendo de 178 a 79, y me llevó sólo un par de horas hacerlo. Está claro que Mantero se lo está montando mejor. Quizá me equivoque, porque viendo como es Mantero seguro que nos sorprende más.

Esta es mi opinión y espero que nadie se ofenda por ello, sobre todo él 😉

¡Saludos!

Una idea sobre “Vender tu D.N.I.”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: