Blog personal de Diego de Haller
Blog personal de Diego de Haller

Probando un Acer Aspire One

Hoy me han traído un Acer Aspire One para configurar algunas cosas y de paso lo optimice. La verdad es que la primera impresión es buenísima. Pesa poquísimo, 1 Kg, y el acabado es muy bueno. Nada hace pensar que es un ordenador que sólo cuesta 400 Euros. Sí, esta versión es la que tiene un disco duro estándar de 120 GB y Windows XP.

Cuando lo enciendes, no tarda demasiado en arrancar, aunque pasa lo de siempre: Windows viene con alguna que otra chorradilla preinstalada que no hace más que ocupar memoria y ralentizar el arranque. Una de ellas es la suite de McAfee, que no sólo es el antivirus, incluye mil historias más que hasta te dicen cuando tienes que reiniciar. Este es uno de los programas que he quitado, para luego instalar Avast. Gratis, aunque registrándose (y no envían spam, así que tranquilos).

Navegar, usar mensajería instantánea o leer el correo son tareas que puede hacer sin ningún problema. Sólo notas que estás en un ordenador diferente por el tamaño, porque, y hay que reconocerlo, la optimización que se ha hecho de este Windows es increíble, ocupando sólo poco más de 7 GB, con programas tipo Office de prueba y demás, así que está muy bien.

Si nos ponemos a hacer otras tareas, tipo ver fotos de cierto tamaño, o ver muchos vídeos de Youtube, ya la cosa cambia. No es que vaya lento, pero se nota que en esos casos el sistema pone toda la carne en el asador. El ventilador se pone a girar como un loco y empieza a desprender un calor importante. En verano no quiero ni pensar como tiene que ser. Así que la refrigeración tiene una puntuación baja, hecho que por otra parte es normal, ya que con este tamaño no hay sitio para grandes disipadores.

Por último, comentar que el touchpad es bastante bueno. No he notado mucha diferencia con respecto a otros ordenadores. Sensibilidad correcta y tacto agradable. Lo que no me termina de convencer es la ubicación de los botones: a la izquierda y a la derecha, el respectivo, claro. Tiene sentido, la verdad, pero no es cómodo de usar a no ser que utilices dos manos.

La batería, que no he dicho nada, a mí me ha durado un par de horas, casi dos horas y media. No está mal, teniendo en cuenta que la batería también es más pequeña. El tiempo de carga es muy rápido. En una hora y media lo tienes cargado y listo.

Este post está escrito usando este ordenador. He de reconocer, que he tardado más de lo normal en hacerlo, ya que el teclado es un poco pequeño para mis dedos. Pero no es algo que sea preocupante, porque he notado que con un poco de práctica la cosa mejora mucho. Si soy capaz de escribir con una Blackbery Curve, creo que con esto también podré, ¿no?

Y poco más que contar. Una opción interesante para los que se desplazan mucho por la ciudad y quieren tener siempre un ordenador a mano mientras toman un Grande Moca con un extra shot 😉

2 ideas sobre “Probando un Acer Aspire One”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: