¿De verdad pueden ser una amenaza los fotógrafos?

En un artículo de Bruce Schneier acerca del peligro teórico que representan los fotógrafos, se presenta una idea bastante curiosa. Queda claro que, dejando de lado a los paparazzi, un fotógrafo bien sea profesional o amateur no debería sufrir el acoso que, muchas veces, sufre. A mí personalmente nunca me han dicho nada, aunque también es cierto que llevo poco tiempo de aficionado, sacando la cámara en casi cualquier sitio. Pero sí que he leído de gente que ha tenido problemas para hacer fotos en estaciones de tren o lugares públicos, a pesar de contar con la autorización de ADIF, para el caso de las estaciones.

En el artículo, Bruce Schneier plantea estas preguntas: ¿por qué hay que sospechar de la gente que haga fotografías en lugares públicos? ¿Acaso hay pruebas de que algún terrorista en los días previos a los ataques en las torres gemelas, en los cercanías de Madrid, en el metro de Londres y así un largo etcétera haya hecho fotos del lugar? Sería lo más lógico, cierto, pero no hay ninguna prueba de ello. Da muchos más ejemplos, como las cartas-bomba de Unabomber, el IRA o Timothy McVeigh (el que puso una bomba en un edificio federal en Oklahoma).

The 9/11 terrorists didn’t photograph anything. Nor did the London transport bombers, the Madrid subway bombers, or the liquid bombers arrested in 2006. Timothy McVeigh didn’t photograph the Oklahoma City Federal Building. The Unabomber didn’t photograph anything; neither did shoe-bomber Richard Reid. Photographs aren’t being found amongst the papers of Palestinian suicide bombers. The IRA wasn’t known for its photography.

Y, entonces, ¿por qué ese temor? ¿En qué se basan las autoridades en pedir que se esté atentos ante los que llevemos una cámara? Pues, según el autor, todo es por las películas. Es cierto que en una película de 120 minutos, por ejemplo Heat, se ve que Robert Deniro se dedica a analizar el banco que van a atracar, a estudiar atentamente los movimientos de los guardias, a grabarlos y demás. Y, sería lo más lógico. Pero eso es en las películas. En la vida real, eso no pasa.

Me parece una idea acertada, pero aún así me parecería increíble que todo fuera por eso. ¿Vosotros qué pensáis?

Artículo | Are photographers really a threat?
Wikipedia | Bruce Schneier

2 ideas sobre “¿De verdad pueden ser una amenaza los fotógrafos?”

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: