Vacaciones V

Bueno, con este fascículo, llegamos al final de la colección de mis vacaciones. Sí, lo sé, una pena. Pero han sido dos semanas muy intensas en las que he podido ver ciudades que tenían su encanto, cada una a su manera.

El viaje de ida a NY no tuvo nada de aburrido. Salimos con algo de retraso desde Dulles Airport, pero bueno, nada grave. Lo bueno del tema, es que el retraso se debió a que hacía un tiempo horrible en NYC, en concreto hubo un huracán y todo. De esto nos enteramos al llegar al hotel, así que imaginad el despiste. Total, que desde que llegamos al aeropuerto hasta que acabamos en el hotel pasaron unas 4 horas. El tema fue que teníamos que ir desde Times Square hasta Grand Avenue Newton. Ahora que nos sabemos el camino, era muy fácil, pero cuando llegamos al andén, el calor que hacía (parecía que tenía unos grifos atados a mis brazos), la maleta que acabó maltrecha del viaje (me gustaría a los operarios de las maletas, jeje) y que andábamos más perdidos que un chupete en el trasero pues la cosa no empezaba muy bien. Así que decidí llamar al hotel para confirmar la estación y la linea que teníamos que coger (había 4 que parecía que pasaban por ahí). Una cosa buena del metro de NY es que en los andenes hay teléfonos públicos, así que me puse a marcar el número cuando llega un negro con un discman y se pone a cantar el «I wanna love you» de Bob Marley (muy bien, por cierto). Así que imaginad el careto que tuvo que poner la tipa que me cogió el teléfono en el hotel cuando le preguntaba cuál era la parada más cercana al hotel y se oía de fondo la canción… -jaja Y a todo esto, yo seguía sudando como un pollo, claro.

Pero bueno, una vez confirmada la estación, nos metemos en el tren y cuando estamos a mitad de camino, nos dicen que por avería en la red de metro (debido al huracán), tenemos que coger un bus. Así que salimos con la maleta, nos dan un vale para el bus y hale, a buscarse la vida. Después de estar en una parada que no parecía la correcta (ya que no había ninguno de los pasajeros que vimos en el metro), decidimos bajar de nuevo al metro y preguntar por el bus correcto (se ve que nos dieron el incorrecto o que directamente ni nos enteramos de lo que nos dijeron). Y efectivamente, salimos por la boca de metro que no era. Y al salir, sí que vimos a algunos de los que iban con nosotros, así que era el correcto. Pero claro, no todo estaba resuelto, no, ni de coña. En la parada había como unas 60 personas, muchas de ellas con maletas, como nosotros. Y los buses venían llenos y subir cargado resultaba, cuanto menos, difícil. Al tercer bus pudimos subir, y ya estábamos de camino.

Por fin. Eso sí, nos quedaba algo divertido, jeje. En una parada se suben dos sudamericanas, de acento imposible-de-averiguar, y empiezan a poner a todos los que vamos con maletas de todos los colores. Que si éramos unos cheapers, que si vamos con maletas lo lógico era ir en taxi, que si fíjate esa como va, que parece una gitanilla y qué sé yo más. Todo esto en español y pensando que nadie de los aludidos les entendía. Claro, viéndome la cara, es imposible imagina que soy español, así que entiendo su seguridad. Total, que yo y mi novia callados, sin decir nada. En el momento de tener que bajarnos, me levanto y le digo en perfecto castellano: si quiere, puede sentarse aquí. A lo que ella se queda petrificada y me responde: ah, ¡español de Argentina! y le respondo: no, no, español de España. Y a partir de ahí, ya empezó a decir de todo para que no se notase que no sabía ni qué decir, haciéndonos la pelota y hasta haciendo que los hispanos que había en el bus nos dejaran salir, jeje.

Y ya con todo esto, no sin dificultad, llegamos al hotel. Me acabo de dar cuenta que quizás este no pueda ser el último post que cuenta las vacaciones, ya que la introducción a Nueva York ha sido más larga de lo previsto. Así que el resto, para el próximo. Intentaré no enrollarme tanto. Y como recompensa por haber leído hasta aquí, os dejo el set de Flickr con las fotos de NY. Como siempre, iré poniendo más.

¡Saludos!

[tags]vacaciones, New York, Nueva York, metro, huracán[/tags]

A %d blogueros les gusta esto: